Skip to Main Content
Menu
Contact Us Search
Organization Title

Un Corredor Historico

Qué es un corredor historico
"... es una ruta historicamente significativa a lo largo de la cual se han trasladado gente o bienes; donde existe evidencia de que el medio ambiente natural ha sido modificado por el ser humano. Es un paisaje cultural lineal que combina lo cultural con la naturaleza" (Cameron, 5: 1993).

A través del tiempo el ser humano ha viajado de un lugar a otro para muchos fines, por ejemplo para procurarse la existencia, para adquinr recursos naturales, para llevar o traer mensajes o visitar parajes. Sabemos que desde siempre las sociedades han tendido a la creación de vias terrestres para la movilización de bienes o de individuos, así como el uso de otras vias naturales como las acuáticas (rios, costas, estrechos, lagos). Si nos remontamos a la época prehispanica en Baja Califomia, tenemos que después del contacto con los españoloes las comunidades nativas crearon a través de cientos de años un cxtenso circuito de senderos que se extiende como una red a todo lo largo de la peninsula; y, por supuesto, está vinculculado con California, Arizona y Sonora. Este circuito rerpresenta la comunicación y el traslado de muchos pueblos de distintas lenguas ubicados en diferentes temtorios a través de milenios. (Ibid).

Los persas, los romanos y los españoles crearon extensos caminos. En españa a estos senderos se les denominó caminos reales y eran rutas que comunicaban a las distintas regiones dominadas por el monarca espanol, y a su vez estaban bajo la vigilancia del ejército.

Durante y después de la conquista se construycron caminos en la Nueva España que recibieron el mismo apelativo. Crosby cita una carta que escribió el padre Joseph Echeverria el 10 de febrero de 1730, al marqués de Villapuente en donde le dice que en lo que se refiere a caminos --caminos que eran realmente transitables --, en Califomia en sólo treinta y, cuatro años se ha hecho más trabajo al respecto que lo realizado en España durante dos siglos desde el inicio de la conquista. (Crosby, 1974:48). Por ello es importante que el público sepa que el corredor histórico "Camino real misionero de las Califomias" surge con el establecimiento de la Misión de Nuestra Señora de Loreto fundada en 1697. Y continúa hacia el sur, en la región de los Cabos, y hacia el norte cruza la actual linea fronteriza con los Estados Unidos, hasta llegar a lo que actualmente es el region de Sonoma, Ca.

La necesidad de los jesuitas por caminos se dio tan pronto como ellos consolidaron su primer centro religioso (la Misión de Nuestra Señora de Loreto), y empezaron a viajar para evangelizar comunidades nativas aledañas. La primera consignación en un documento escrito de trabajo realizado para construir el camino fue en 1698; y en 1699 se construye el camino que atraviesa la Sierra La Gigantia hacia el Oeste para fundar la Misión de San Francisco Javier de Biaundó. Desde este inicio se extendió el camino con el establecimiento de cada misión hacia el norte y hacia el sur.

El carácter del camino real durante su utilización fue el de una ruta construida cuidadosamente, a todo lo largo de la peninsula que se adaptaba a ciertas demandas y limitaciones. En sintesis estos requerimientos consistían que el camino comunicara a los centros misionales, y que pasara cerca de fuentes de agua y atravesara terrenos que fueran accesibles, es decir, lo menos accidenados posible (Ibíd, pp. 1-9)

El corredor histórico es un modelo para la conservación
Una de las metas del concepto del corredor histórico es la conservación de los recursos históricos, naturales y culturales que existen en toda su longitud; aspectos que le dan un caracter especial, de ahí que creemos que se le debe tratar como un todo compuesto por muchas partes aisladas, como lo son los sitios misionales, minas, ranchos, pueblos, casas antiguas, sitios arqueológicos, y un sin fi de importantes zonas ecológicas Es decir, que un corredor histórico incluye una suma de componentes individuales que lo enriquecen profundamente.

Es importante señalar que el concepto de corredor histórico conlleva lo que se denomhla turismo cultural, porque esta clase de turismo involucra a un segmento del público viajero que busca establecer contacto con sus propios antecedentes o con los de otras regiones o países (Sánchez, pp 25-27. 1989).

Quién desarrolla el corredor histórico Carem
Duraníe años se han llevado a cabo iniciatias paralelas en tomo a este aspecto. La Oficina de Preservación Histórica del Deparamento de Parques y Recreación de California, EUA, ha estado trabajando activamente para establecer vinculación entre California y los estados de Baja Califomia y Baja Califomia Sur. Así, en el seno de reuniones de la Comisión de las Califomias, por ejemplo, se habla sobre la necesidad de esfuerzos para la conservación de las misiones a lo largo de la ruta misional.

El Instituto de Antropología e Historia (INAH) retoma estas iniciativas, y junto con un grupo de trabajo muy amplio y el Departamento de Parques y Recreación del estado de California diseñan una estrategia para consolidar el projecto de Corredor Histórico. El plan tiene como fin entrelazar iniciativas para la conservación, interpretación, utilización, así como el continuo fortalecimiento de las relaciones de trabajo sólidos y duraderos.

Nuestros primeros pasos A principios de 1995 se tuvieron reuniones entre las autoridades de turismo y las dedicadas a la consen ación del patrimonio cultural de ambos lados de la frontera. El INAH y el Departamento de Parques y Recreación se marcaron metas a corto, mediano y largo plazo: la formación de un equipo de trabajo binacional. Así, durante los días 27 y 28 de julio del mismo año, un grupo exenso de panicipantes representantes de los gobiemos de los tres niveles: investigadores de diversas universidades y organismos privados se reunieron en Tijuana, Ensenada y la ciudad de San Diego, Ca. para inaugurar los trabajos orientados hacia el establecimiento de un anteproyecto de organización del equipo de trahajo del corredor.

Ahora se cuenta con el siguiente esquema de organización denominado: Cuadro de compromisos interinstitucionales cuyo objetivo es la aplicación de prácticas y técnicas adecuadas que aseguren la pervivencia del bien cultural o natural. Este anteproyecto consiste en:

  1. Identificación e investigación.
  2. Consenvación y restauración de sitios, patrimonio cultural y natural.
  3. Inventario de actores sociales.
  4. Difusión académica del projecto.
  5. Educación para la preservación.
  6. Promoción.
  7. Planeación.
  8. Protocolización.
Este anteproyecto tiene la finalídad preparar un plan de manejo entre todas las instituciones participantes. La meta es tener ese plan concluido para octubre de 1997, cuando se cumplan los 300 años del inicio del establecimiento del corredor.

Existen a su vez subproyectos muy importantes como el de la "Conservación de los sitios misionales de la península"; el "Proyecto integral de la conservación del patrimonio cultural del valle de Loreto; y el projecto de la "Conmemoración de los 300 años de la fundación de la Misión de Nuestra Señora de Loreto".

Cuáles son los beneficios
Creemos que un projecto de esta naturaleza subraya la necesidad urgente de preservar el patrimonio sobresaliente de nuestra región. Por ello resaltamos los siguientes beneficios concretos:

  1. Conservar el patrimonio cultural del corredor.
  2. Fomentar el estudio del periodo misional, así como documentar su efecto en los recursos naturales y culturales de la época, y promover la preservación de los recursos naturales e históricos que subsisten.
  3. Buscar una mejor comprensión sobre las sociedades autóctonas que habitan en las Califomias, tanto aquéllas que sufrieron los cambios de la cultura euromexicana, así como las comunidades sobrevivientes, buscando tambien estimular el trabajo y el bienestar de las sociedades indígenas presentes en las Californias de la actualidad.
  4. Promover el crecimiento económico a nivel local, así como estimular el desarrollo comunitario, y al mismo tiempo promover un turismo cultural nacional e interacional sensible a la conservación.
  5. Impulsar un programa de inversión en el corredor
  6. Fomentar y fortalecer los lazos fommales con California en lo que concieme a la presenación de recursos culturales y naturales companidos.
Formamos parte del projecto - Gobierno del estado de Baja Califomia - Secretaria de Medio Ambiente, Resursos Naturales y Pesca - Universidad Autónoma de Baja California - El Colegio de la Frontera Norte - Centro Cultural Tijuana - Municipio de Tijuana - Municipio de Ensenada - Secretaría de Turismo del Estado - Secretaría de Educación y bienestar Social - Instituto de Cultura de Baja California - Unidos por Tijuana, A.C - Sociedad de Historia de Rosarito - Comité Rescate Misional de Ensenada - Oficina de Preservación Histórica del Departamento de Parques y Recreación de California - Consulado de México en San Diego - Instituto Nacional de Antropología e Historia

Juntos desarrollaremos planes y estrategias a largo, mediano y corto plazo, para proteger, restaurar, documentar o estudiar y promover los recursos históricos, culturales y naturales del corredor.

Hemos fijado un rumbo para nuestro projecto, y ese rumbo requiere trabajo en equipo de los diferentes sectores de gobierno, así como de la sociedad civil.

Hemos iniciado y, sin duda, seremos muchos los que participaremos.

Origen de las tres Californias
El corredor histórico
"Camino real misionero"

Una diversidad de culturas
unidas por un mismo pasado

"Un rumbo... una meta"


Bibliografia
CAMERON, Christina, "The Challenges of Historic Corridors", en CRM, Vol 16, Núm. 1, 1996.

CROSBY, Harry, "The King's Highway in Baja California", Copley Books, 1974.
"El Camino Real in Baja California: Loreto to San Diego". Journal of San Diego History, Vol. 23, 1977.

SANCHEZ, Mario, "Establishing an Historic Corridor from Laredo to Brownsville: An Approach for the Development of Cultural Tourism Along the Texas-Mexico Border". Presentado en Third Regional Conference of the U S / México Border States in Parks and Wildlile. Mc Allen, Texas, del 25 al 27 de octubre, 1989.

Texto por: Julia Bendímez Patterson y Susanne Guerra, Edición: Luz Mercedes López Barrera

Logotipo: Omar Chavira / Maché Creativo / Intermedia